martes, 21 de enero de 2014

Matthew McConaughey y su extraño discurso de Mejor Actor SAG 2014

Los premios del sábado fueron un evento sencillo con unos pocos discursos memorables. Los actores ganadores de la noche -Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club), Cate Blanchett (Blue Jasmine), Lupita Nyong'o (12 Años de esclavitud) y Jared Leto (Dallas Buyers Club)- son probablemente los favoritos esta temporada de premios en sus respectivas categorías.

McConaughey dio un discurso de lo más bizarro al recibir el galardón al Mejor Actor por Dallas Buyers Club. A pocos días de ganar el Globo de Oro, el actor de 44 años continuaba eufórico. Tanto que en un discurso de dos minutos y medio consiguió hablar de cinco temas diferentes. Además del típico reconocimiento a sus colegas nominados en la misma categoría, también habló de los buenos personajes que tuvo el placer de interpretar recientemente y por supuesto, del papel de Ron Woodruff, por el que está siendo reconocido.

"Esto realmente ilumina esta montaña rusa que llamamos actuación", dijo McConaughey, honrado por su papel protagónico en el drama texano sobre el VIH. "He podido de conseguir recientemente algunos personajes que me han hecho sentir modesto con su humildad y febrilmente embriagado con sus obsesiones".

Pero la cosa no quedó ahí. Luego, pasó a hablar del espacio. Mientras hablaba con entusiasmo del "lugar mágico" al que "a veces llegan los actores" cuando consiguen "convertirse" en sus propios personajes, lo comparó de esta manera: "Es como si te pusieran una venda en los ojos, te metieran en una nave espacial y te llevaran a Neptuno" y luego continuó hablando sobre pasearse por el planeta comportándose como el personaje que lleva dentro.

Pero, ante la sorpresa de todos los presentes, McConaughey continuó. Y lo hizo hablando de un hombre que había construido un bote. "Hay un hombre que conocí hace 20 años que había escapado de Rusia. No era carpintero pero construyó un bote de cinco metros y cruzó el Atlántico. Durante décadas tuvo el record mundial por el barco más pequeño que había cruzado el océano. Y me dijo esto: 'Un genio puede ser quién él quiera, pero un genio es una persona a la vez', y con esto les digo que eso es lo que hacemos nosotros, ¿verdad? Un hombre, una mujer, un ser humano a la vez. Sigan haciéndolo. Sigan viviendo". Y así, triunfante y lejano al asombro que causó su discurso, se marchó con una sonrisa del escenario.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y es bizarro por que...

A mi me pareció un buen discurso. Y para nada extraño. Sólo que todos están acostumbrados a oír "Gracias a mi familia, a mis amigos, a los que hicieron posible éste triunfo, blablabla" Todos siempre tenemos cosas buenas que decir, pero muchos se sienten cohibidos ya que cuando se dicen entonces pasan por "extraños"

Anónimo dijo...

Pero no entiendo. Si no dijo nada fuera de lo normal. Expresó sus pensamientos y emoción nomas.

Noticias más populares del MES