miércoles, 22 de enero de 2014

Katy Perry se confiesa totalmente en la revista GQ de febrero 2014

Katy Perry es una delicia en la portada de la revista GQ, a la que concede también una amplia entrevista. Extractos:

"La hierba (drogas), yo no soy amiga de eso. Yo no puedo hacer eso. Yo estaría al margen y diría: '¿Estás tratando de matarme ?'".

Cuando era más joven y vivía en Santa Barbara : "Me acosté de espaldas una noche y miré a mis pies, y pedí a Dios. Le dije: 'Dios, te ruego que me des las tetas tan grandes que no pueda ver mis pies cuando esté acostada'. A los 11 años Dios respondió a mis plegarias. No tenía ni idea de que cayeran en mis axilas, eventualmente".

Cuando cantaba, la gente pagaba para escucharla. A los 13, "me iba al mercado de agricultores en Santa Barbara, y ponía mi caja de la guitarra, y cantaba algunas canciones que yo escribía, y obtenía un par de aguacates, una bolsa de pistachos, y, como, quince dólares. Eso era mucho dinero para mí".

Su familia era pobre : "Vivíamos a las justas. El dinero siempre fue el mayor problema en nuestra casa. Mis padres son bichos raros, pero los amo".

También reveló que perdió su virginidad a los 16 años en el vehículo de su entonces enamorado, mientras escuchaba el álbum Grace de Jeff Buckley.

Sobre su fallido matrimonio con el actor Russell Brand, Perry indicó que ella necesitaba madurar.

"Estoy pasando por una experiencia maravillosa con un hombre maravilloso. No hay apuro", comentó la intérprete de Roar respecto a su actual relación con el cantante John Mayer.

No hay comentarios.:

Noticias más populares del MES