lunes, 19 de agosto de 2013

Lindsay Lohan: Confesional entrevista a Oprah Winfrey

Lindsay Lohan habló por primera vez este domingo con Oprah Winfrey, tras su más reciente periodo de rehabilitación. Durante una hora, Lilo “asombró” a los espectadores con su serenidad, su mesura y buena disposición en la entrevista. Ella llevaba un vestido ceñido al cuerpo color mandarina, con el pelo recogido en una cola de caballo y maquillaje. Se refirió a sí misma como una "adicta" y casi de inmediato explicó todo: desde su gusto por las drogas hasta la relación con sus padres.

Desde que el número siete es su número de la suerte y que muchos están deseando que ella se recupere. Aquí están las siete cosas que hemos destacado de la entrevista:

1) Lohan deseaba, secretamente, ir a la cárcel la primera vez

Oprah recordó que el 6 de julio de 2010, Lohan violó su libertad condicional después de haber perdido sus sesiones de consejería sobre alcohol. Fue condenada a 90 días de cárcel, pero solo cumplió dos semanas a causa del hacinamiento carcelario. La actriz dijo que ser una adicta y el estar rodeada de tanto caos la hizo "querer" ir a la cárcel. "Creo que solo fue para tener un poco de paz y no tenía otra opción más que sentarme y estar ahí", dijo Lohan a Winfrey. "Nunca olvidaré ese momento (cuando fue condenada)".

2) Es adicta al alcohol, no la cocaína

Lohan dijo a Winfrey que ella solo había probado la cocaína de "10 a 15 veces" y nunca lo disfrutó. El atractivo de la droga, dijo, fue que le permitió beber más. "(La cocaína) era parte de la fiesta. La gente la tendría y la consumiría", dijo. "Se me fueron las manos con la bebida".

Lohan también reveló que ella ya no utiliza Aderall, el estimulante para controlar su peso. Pero, dijo: "Me hizo polvo". En estos días, Lohan dijo que las únicas pastillas que toma son vitaminas y Nexium, para el reflujo ácido.

3) Admite que ella misma es su propio enemigo

La actriz confesó que odia ser conocida -como lo expresó a Winfrey- "como un adjetivo y verbo para el mal comportamiento o como la estrella infantil mal portada (...) No es en absoluto lo que aspiró ser", dijo Lohan. Señaló que su reputación por haber llegado tarde en el set, entre otras quejas famosas, llegó a convertirse en una “distracción en el pasado". Pero cree que puede darle la vuelta a la situación. "Mientras sea honesta conmigo y simplemente haga el trabajo que estoy dispuesta a hacer y que estoy haciendo, no hay nada que pueda interponerse en el camino", dijo Lohan. "Soy mi propio peor enemigo y lo sé".

4) Sus problemas comenzaron con "Mean Girls"

Tras el éxito de varias películas, entre ellas Juego de Gemelas y Herbie a toda marcha, Lohan ganó siete millones de dólares. Ella dijo que fue después de Mean Girls, en 2004, que decidió mudarse a Los Ángeles. Ese fue un problema para sus 18 años, dijo, pues era imprudente con su dinero y vulnerable a los "parásitos" que la rodeaban. En respuesta a la pregunta de Winfrey acerca de quién estuvo para guiarla, la actriz se encogió de hombros y dijo: "En realidad cuando pienso en ello: nadie".

5) Lohan es muy espiritual

"Me siento renovada en todo", dijo Lohan a Winfrey sobre cómo se siente tras el último intento de rehabilitación. "Soy una persona muy espiritual y me he vuelto más espiritual, como en el pasado", dijo Lohan. "Estoy realmente en contacto, ya sea con la oración o la meditación (...) hay tantas potencias superiores a mí en el mundo. He sido bendecida y tengo la suerte de haber sido dotada con un don para compartir con otras personas".

6) No culpa a sus padres

Lohan sostiene que ama a sus padres y está cerca de los dos, a pesar del tiempo que su padre grabó en secreto una llamada telefónica en la que Lindsay acusó a su madre de su uso de drogas. Michael Lohan hizo pública la cinta y rápidamente se volvió viral.

La actriz dijo que mintió a su padre durante la conversación. Fue después de una pelea con su madre y Lohan dijo que estaba "actuando". Señaló que no estaba segura de por qué su padre la habría "traicionado", pero aseguró que sus padres se llevan bien ahora.

"Odio la mala reputación que la gente da a mis padres", dijo Lohan. "Debido a que no son más que padres, en realidad, al final del día han tratado de defender a su hija y a ellos mismos".

Sus padres no son responsables de sus malas decisiones, dijo. Sin embargo, decidió alejarlos de su vida privada.

7) "Soy diferente"

Lohan dijo que entiende que es percibida como alguien a quien se le ha dado una oportunidad tras otra, pero expresó lo que parecía ser un sincero deseo de volver al trabajo, o como Lohan llama a la actuación: “lo que me ha hecho más feliz en toda mi vida".

Dijo a Oprah que está dispuesta a "trabajar duro y mantener la concentración y probarme a mí misma de la manera que lo hacía antes y que perdí. Tengo que recuperar la confianza de la gente que tiene sus dudas sobre mi carrera y respeto completamente su percepción".

Cuando Oprah le preguntó sobre su próximo viaje a Europa y si sería una buena idea con el poco tiempo de su rehabilitación, Lohan dijo que piensa que puede manejar la situación. "Me siento diferente. Tengo un pensamiento distinto. No quiero las cosas que yo quería antes", dijo. Días después de grabada la entrevista, Lohan canceló su viaje.

No hay comentarios.:

Noticias más populares del MES